Meningitis, una enfermedad peligrosa de la infancia conoce más

Meningitis, una enfermedad peligrosa de la infancia conoce más

agosto 3, 2019 0 Por DonFactor

¿Qué es la meningitis?

Es la inflamación de las meninges – membranas que recubren el cerebro y la médula espinal- y es causada por una infección de microorganismos bacterianos, víricos e incluso micóticos.

 

¿A quién afecta?

La meningitis es más frecuente en los menores de doce años y sus secuelas son visibles, sobre todo, en el periodo neonatal o en menores de dos años.

Es una de las enfermedades más peligrosas en la infancia, ya que ocasiona una gran morbilidad y una alta tasa de mortalidad que varía en función del germen causante.

¿Qué tipos de meningitis puede haber?

La mayor parte de las veces, el germen causal de la meningitis es una bacteria o un virus, aunque, en algunos casos, los hongos también pueden ocasionarla .En función de cuál sea su origen, podemos hablar de estos tipos de meningitis:

  • Meningitis bacteriana: suele estar causada por viarios tipos de bacterias localizadas en las vías respiratorias que, en un momento determinado, infectan a las meninges ocasionando el cuadro clínico. Esta infección puede estar provocada por:
    • Neumococo: es la bacteria que con mayor frecuencia produce meningitis en los niños.
    • Meningococo: existen varios serotipos, siendo el B el más grave si ocasiona una enfermedad invasiva cuyo resultado suele ser fatal o dejar graves secuelas. El serotipo C, con la vacunación ha disminuido su frecuencia. Para el resto de serotipos, como el A, B, W e Y existe vacunación aunque no está incluida en el calendario vacunal actual.
    • Haemophilus  influenciae: escasa, gracias a que disponemos de vacuna en nuestro calendario vacunal.
    • Listeria o Escherichia coli: puede aparecer, sobre todo, en el periodo neonatal por contagio de la madre a través del canal del parto.
  • Meningitis vírica: suele ser leve y se denomina “benigna” al no ocasionar mortalidad. En líneas generales, está causada por algún enterovirus presente en el moco, saliva o heces y se puede transmitir por contacto directo con una persona infectada o un objeto infectado. Otros virus que pueden ocasionarla son:
    • Varicela Zoster (varicela).
    • Influenza (gripe).
    • Paramyxovirus (paperas).
    • Herpes simple tipo 2.
  • Infecciones fúngicas: aunque raras, pueden afectar a las meninges. La forma más común de  meningitis fúngica está causada por el hongo criptococo neoformans, encontrado principalmente en la suciedad y los excrementos de pájaros.

Los riesgos de padecer una meningitis pueden estar relacionados con:

  • La edad: los neonatos y lactantes pequeños tienen mayor riesgo por la inmadurez de su sistema inmunitario, y pueden verse infectados durante el parto, a través de la madre, o de forma tardía mediante ingreso hospitalario y por contagio de otros niños con esta patología infecciosa.
  • El entorno comunitario: los niños que van a escuelas infantiles o con hermanos mayores tienen mayor probabilidad de contraer infecciones por contagio y, por tanto, mayor riesgo de contraer la enfermedad.
  • Los viajes: especialmente en la adolescencia y al visitar zonas como África subsahariana o las regiones de peregrinación a la Meca.
  • Algunas patologías de base que afecten al sistema nervioso central.
  • El empleo de procedimientos quirúrgicos: en algunos casos, pueden aumentar el riesgo de padecer la enfermedad

¿Se puede prevenir la meningitis?

La mejor prevención frente a la meningitis es la adopción de hábitos saludables y la vacunación, fundamentalmente, si esta es sistémica y abarca a la mayor parte de la población infantil.

A veces, también se hace necesario el uso de antibióticos (rifampicina), sobre todo, en el caso de aparición de meningitis meningococcica en ámbitos escolares, donde familiares, profesores, compañeros y toda persona en contacto cercano con el paciente enfermo, deberá seguir las indicaciones médicas pertinentes para su prevención