fbpx
Usar Antinflamatorios dañan, la nutrición con Alga AFA, una alternativa

Usar Antinflamatorios dañan, la nutrición con Alga AFA, una alternativa

agosto 29, 2019 0 Por DonFactor

Los corticoides no son malos malísimos

Si sois alérgicos es muy probable que en algún momento el médico os haya recetado algún corticoide. Puede que también os lo hayan mandado por algún problema de la piel o incluso para alguna inflamación. Y seguramente habréis oído hablar de sus “terribles” efectos secundarios o al menos de “lo malo que son los corticoides”.

En este post vamos a daros toda la información para desmentir este mito tan extendido y ayudar a superar algo que ya hasta tiene nombre: la corticofobia.

 

¿QUÉ SON LOS CORTICOIDES?

Los corticoides, o corticoesteroides, son compuestos que pertenecen a la familia de los esteroides. Nuestro organismo fabrica de manera continua corticoides. A partir de la molécula de colesterol, la corteza de las glándulas suprarrenales (unas glándulas pequeñas que se encuentran encima de los riñones) sintetiza dos tipos de corticoesteroides.

UTILIDAD MÉDICA DE LOS CORTICOIDES

Los corticoides se emplean en la práctica clínica de manera muy habitual, para tratar diversas enfermedades o ayudar a paliar sus síntomas. Lo primero que tenemos que pensar es que si esto es así, es porque son útiles. Ningún médico nos va a dar tratamientos que ellos crean que no van a funcionar. Realmente, en clínica, cuando hablamos de corticoides nos estamos refiriendo a los glucocorticoides. Así que nos centraremos solo en ellos.

Los corticoides en clínica se emplean, fundamentalmente, buscando sus efectos antiinflamatorio e inmunosupresor. También, aunque este uso es menos frecuente, se pueden administrar cuando existe algún fallo en las cápsulas suprarrenales que impiden su adecuado funcionamiento.

Como la mayoría de los fármacos que tenemos, hoy en día casi todos los corticoides que se emplean son de síntesis. Para ello, lo que se hace en el laboratorio es ir modificando la estructura del colesterol o bien de algún corticoide natural, como el cortisol, para obtener las propiedades que nos interesen más: mayor potencia terapéutica, menores efectos secundarios, mayor rapidez de acción, etc. El corticoide natural cortisol se utiliza habitualmente en la clínica, pero se fabrica por síntesis y se le cambia el nombra, pasando a hidrocortisona.

¿Para qué nos puede mandar el médico corticoides? Pues se emplean para bastantes cosas, pero vamos a citar algunas de las más conocidas:

  • Alergias
  • Artritis reumatoide
  • Artrosis
  • Asma
  • Bronquiolitis
  • Dermatitis
  • Eccemas
  • Dolor
  • Edema cerebral
  • Shock anafiláctico
  • Transplantes

Por supuesto, hay muchas más indicaciones en las que se pueden administras corticoides, pero no queremos hacer la lista interminable.

ALGUNOS CORTICOIDES “CONOCIDOS”

Sin ánimo de ser exhaustivos, vamos a dar aquí algunos datos sobre algunos de los corticoides de uso más común. Seguro que a muchos los conocéis, aunque sea de oídas.

Los podemos clasificar según su vía de administración.

CORTICOIDES TÓPICOS

Se utilizan para el tratamiento de eccemas, dermatitis atópica (son los fármacos de elección en esta enfermedad), psoriasis, picaduras de insectos…

El primer corticoide con actividad vía tópica fue sintetizado en el laboratorio fue la hidrocortisona, en 1952. Desde entonces han aparecido muchos otros.

Los corticoides tópicos se clasifican según su potencia en cuatro clases.

 

Es importante señalar que complementos orgánicos bien empleados pueden ayudar a tratar algunos de los padecimientos antes listados con ALGA AFA, para ello el Dr. Jesús nos explicará.

Prueba esta nueva alternativa para sustituir estos medicamentos con AFAMIND de NewEarth.